De vivos

23 de noviembre
Sábado XXXIII

Lc 20, 27-40 No es Dios de muertos sino de vivos

A veces en una semana tu Palabra se repite y me trae hacia la realidad invisible a mis ojos, pero tan cierta como tu presencia alentadora en medio de esta tarde, de la luz serena, del sol que existe siempre, aunque haya niebla, negros nubarrones o cielo raso en la noche. Tú eres un Dios de vida, que existes desde siempre y vives para siempre. Luz sobre toda luz.

11.23

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *