Curar enfermos

24 de septiembre
Miércoles XXV

Lc 9, 1-6 Les envió a proclamar el reino de Dios y a curar enfermos

Sanar las enfermedades es un signo de Tu presencia entre nosotros, Señor. Enfermedades del cuerpo, ¡tantos conocidos enfermos!, enfermedades del alma: soledad,  frustración, fracaso, sentimiento de pérdida, de abandono, dolor de corazón por una situación familiar, laboral,  pobrezas, sufrimientos, marginación. Ahí estás tú, en tu Iglesia, proclamando tu Reino que sana y salva. Ahí quieres seguir estando, a través nuestra. Manifestando tu misericordia.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Curar enfermos”

  1. Señor, Tú nos envías cada día a proclamar el reino de Dios y a curar enfermos. Me siento una privilegiada por sentirme enviada por ti, porque mirando a mi alrededor me doy cuenta de todo lo que hay que curar, de todas las enfermedades que hieren el cuerpo y el alma, del vacío tan grande que existe donde tu reino no llega o no se le escucha.
    Tú, Señor, cuentas con nosotros. Yo hoy quiero trabajar por ti y para ti.

  2. Ahí estás tú, en tu Iglesia, proclamando tu Reino que sana y salva. Estás en tu Iglesia, Señor, hoy, enmedio de esta sociedad tan necesitada de curación y de salvación. Y en tu Iglesia me acoges y me envías, nos acoges y nos envías a sanar y a salvar. ¡Que no se nos olvide nunca que ésta es tu empresa, no la nuestra!
    ¡Que conservemos siempre la Esperanza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *