Crucificado

26 de abril
San Isidoro
1 Co 2, 1-10 Nunca entre vosotros me precié de saber cosa alguna, sino a Jesucristo

Esta frase de San Pablo, que hoy la liturgia aplica a la fiesta de San Isidoro, se me presenta como un ideal para la vida de un apóstol: anunciar el misterio de Dios no confiando en nuestra sabiduría sino en el único apoyo posible, en el que inicia y completa nuestra fe, en Jesucristo, y éste crucificado. No hay otro mensaje ni otra sabiduría que la persona de Cristo, para empezar a evangelizar. Transmitir a Cristo, nuestra misión.

 

 

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *