Crece solo

29 de enero
Viernes III

Mc 4, 26-34 El Reino de Dios…

… se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. El duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola; primero los tallos, luego la espiga, después el grano.

Esto me dices hoy, Señor. Algo me estás diciendo para la vida.

01.29

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Crece solo”

  1. Aunque nos resulte difícil de comprender, nuestra vida debe ser una siembra constante.
    De los frutos se encarga Dios,pero de ir preparando el camino los hombres.

    Nuestra fe debe ser fecunda a lo largo de nuestra vida, Dios verá nuestra cosecha.

    Deseo sea para el bien de todos.

    Un abrazo Luis y gracias por todo. Josefa

  2. Algo me estás diciendo para la vida, Señor.
    Tú preparas la tierra, mi tierra, tú siembras, esparces las semillas, tú riegas para que germinen, tú te preocupas de todo mientras yo duermo.
    Yo me abandono en tus brazos, solo descanso y me dejo hacer para que cambies mi vida y mi vida de fruto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *