Corpus Christi

2 de junio
Corpus Christi

Gn 14, 18-20 Bendito sea el Dios altísimo

Bendito seas, Señor, Dios del universo inmerso en tu cuerpo y en tu sangre, todo tú, Señor, todo vida entregada, todo fuente de bendición sagrada, eterna, inabarcable. Bendito seas, Señor, por este pan y este vino, frutos de la tierra, de la vid y de nuestro trabajo, que recibimos de tu generosidad, por puro don, no conforme a nuestros méritos sino a tu bondad, que ahora te presentamos, en este día de gracia y bendición. Tu cuerpo y tu sangre, Cristo, Señor.

06.02

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Corpus Christi”

  1. Llega la comunión, salgo a tu encuentro.
    Caen las migajas de tu cuerpo
    divino, antes de tu entrada a mi boca;
    en la patena se ven pocas, minúsculas
    fracciones de amor,
    emancipadoras de pecado, dolor y tristeza.

    ¿Porqué me las niegas,Cordero de Dios?
    ¿Porqué no te dignas alimentarme
    también con esas migajas?;¡lo son todo!,
    grandes fracciones de amor,
    donadoras de gracia, de fe y esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *