Corazón duro

15 de enero
Jueves I

Hb 3, 7-14 No endurezcáis en corazón
Escucho hoy tu voz, Señor, pero endurezco el corazón, y te pongo a prueba, aunque tus obras son tan manifiestas en mi vida, en la historia de salvación donde estás derrochando tu gracia. Endurezco el corazón, y aunque lo creo de carne es un corazón de piedra…por eso te digo, como el leproso del evangelio: “Si quieres, puedes limpiarme”. Acaba de entregarme ya de vero.

0115

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Corazón duro”

  1. Es en mis épocas de desierto cuando más Te necesito y más me alejo de ti, límpiame, vacíame de la fría oscuridad para poder llenarme de tu amor cálido y reconfortante luz, ilumina mi vida por completo y nunca mas temere perderme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *