Contemplar la gloria

29 de octubre
Martes XXX

Rm 8, 18-25 Los sufrimientos no pesan lo que la gloria que un día se nos descubrirá

Allí enjugarás las lágrimas de nuestros ojos, porque al contemplarte como tú eres, Dios nuestro, seremos para siempre semejantes a ti y cantaremos eternamente tus alabanzas, por Cristo Señor nuestro, porque concedes al mundo todos los bienes. Me brota esta oración de la misa, cuando recordamos a un difunto. Vida y muerte son un asunto serio. Todo pasa deprisa.
Contemplaré tu gloria y quedaré radiante.

10.29

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Contemplar la gloria”

  1. Con la mirada de un niño
    tras el cristal de la vida
    en el cristal de la muerte
    verte como eres
    traspasar tu gloria
    eternamente

  2. Padre
    Muéstranos el reino visible desde lo invisible
    la plenitud desde el vacío
    la riqueza desde la pobreza
    la alegría desde la pérdida
    Para que seamos felices y libres
    Amén

  3. La gloria que un día se nos descubrirá… La gloria será descanso, paz… La gloria nos descubrirá tu amor, tu misericordia… La gloria será un canto interminable al Padre, mis labios no callarán más, mis ojos brillarán sin lágrimas, mis pies descansarán y mis manos se vaciarán de sufrimiento… La gloria será eterna en tu presencia, Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *