Consuelo interno

10 de noviembre
XXXII Domingo

II Ts 2, 16-3,5 Os consuele internamente

Es el verdadero consuelo: el interno, el que me das sin que apenas me de cuenta, sin percibirlo, pero es que transforma mi vida desde dentro, donde tan solo tú secretamente moras. Ahí pones tu consuelo, ahí alimentas mi esperanza, ahí me nutres y me das fuerza. Me consuelas y me desbarajustas, me fortaleces en mi debilidad y me debilitas en mi fortaleza, abonas mi interior con tu presencia silenciosa que llena mi existencia con tu única palabra. Gracias.

11.10

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Consuelo interno”

  1. Mi anhelos en esta vida, es ser verdadera receptora de la confianza que has depositado en mi.
    Que el regalo de tú Amor, recibido de tu Divina gracias, se mantenga siempre en mi corazón.
    Que nunca pierda la Esperanza, que confíe plenamente en tu Palabra de Vida.

  2. Inúndame con palabras de vida eterna y sáciame de tu presencia, para que alcanzada por tu misericordia despierte sin que nada tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *