Confiado

2 de octubre
Domingo XXVII

Filipenses 4, 6-9  Nada os preocupe
Uno lee esta exhortación de Pablo y queda anonadado, pues son muchas las preocupaciones, y uno cree que legítimas la mayoría. “..si no que, en toda ocasión, en la oración y súplica con acción de gracias, vuestras oraciones sean presentadas a Dios”. Nada os preocupe, nada te turbe, dice Teresa, nada te espante, quien a Dios tiene nada le falta, solo Dios basta. Que avance algo en este camino de paz ofrecida por Ti.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Confiado”

  1. Las preocupaciones llenan mis días, el dolor y la desesperanza ocupan tu lugar quitando espacio a la oración callada y silenciosa. Mecerme en ti, nadar en ti, respirar en ti hasta que tú lo ocupes todo de nuevo.

  2. Es verdad que ando llena de preocupaciones, muchas veces son inevitable, tanto físicas, como cotidianas, pero también es cierto que no pierdo mi paz, por ello doy siempre gracias a Dios.
    Muchos me dicen que para eso hay que servir, yo les respondo que sé en quién pongo mis problemas ¡¡Gracias Señor, tu siempre me ayudas!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *