Condición

2 de julio
Lunes XIII
Mt 8, 18-22 Tú sígueme. Deja que los muertos entierren a sus muertos


¿Qué muertos? Todo lo pasado que me impide moverme con libertad en este presente de seguimiento, de escuchar la radicalidad de tu llamada; todo lo que me aleja de la fuente que mana vida abundante, que eres tú, Jesús, Señor y dador de vida;  todo lo que me ata y me hace volver la vida atrás. Escuchar la realidad de tu llamada. Tú sígueme. Y dejar que todo lo demás adquiera su propia dimensión.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *