Como yo

17 de mayo
VI domingo de pascua
Jn 15, 9-17 Que os améis unos a otros como yo os he amado

Que os améis unos a otros como El nos ha amado. Sin reservas. Si lo hacemos, a pesar de las dificultades, tentaciones y fracasos con las que nos obsequia la vida, en medio de cualquier vicisitud, tratando de dar siempre lo mejor de nosotros mismos para encontraros en el bien con los demás, si lo hacemos así, como hizo Jesús,  sin duda seremos felices. Tú nos lo has prometido, Señor.

0517

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Como yo”

  1. Amar como tú nos has amado, solo se puede en tí Señor,confiando en tu presencia diaria, de cada instante…esa presencia que es calor, confianza, seguridad y que nos anima a seguir en el camino a pesar de las dificultades…Amar incondicionalmente, sin esperar nada a cambio, superando nuestras debilidades humanas, nuestros egoismos, nuestras creencias y crianza, para trascender a los espacios que solo tú ocupas Señor…pido aferrarme a tí cada día para lograrlo…no es fácil y tú lo sabes, pero tú no nos pones pruebas que no podamos superar…

  2. Jesús en el evangelio de hoy, me llama AMIGO.
    No soy yo el que le he elegido, ha sido Él el que me ha elegido a mí y me dice que ame a los demás como Él me ha amado, y que quiere que dé fruto y que mi fruto dure, y me dice que me habla de esto para que su alegría esté en mí, y que lo que le pida al Padre en su nombre me lo dará.
    Palabras que me han hecho pensar, ponerme en su presencia para entender y escuchar su llamada, porque soy su AMIGA, porque me ha elegido y quiere que, escuchandole, me abandone en sus brazos de Padre y que pueda amar a los demás hasta ser capaz de dar la vida por ellos, y dar la vida es también dar el tiempo, la sonrisa, el apoyo… olvidándome de mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *