Cielo nuevo

24 de abril
V domingo de Pascua

Ap 21, 1-5 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva

Dame tus ojos para mirar con tu mirada la inmensidad de cada día, el tesoro encerrado en lo que veo y no veo, la abundancia del ser, lo innombrable y que sin embargo constituye toda la realidad. El horizonte sin límites, con el límite de lo expresado en palabras. La profundidad insondable de la arcilla, hecha cuenco de barro, hecha ser. Dame, Señor, el poseer el secreto de tus ojos, déjame ciego en tu mirada.

04.24

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *