Ciegos

10 de septiembre
Viernes XXIII

Lc 6, 39-42 ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego?

¿No caerán los dos en el hoyo? ¡Qué importante es, Señor, atinar en quien me guíe mejor hacia ti! ¡Qué importante es discernir un buen acompañante que me conduzca hasta ti, verdadero camino! ¡Qué necesaria es una persona que vea tu luz y sepa guiar hacia la luz! ¡Cuánto ciegos que tratan de guiar y confunden! Que tu luz, Señor, reflejada en los ojos otros nos hagan ver la luz.

 

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Ciegos”

  1. En la vida tenemos caminos seguros y falsos.
    Podemos escoger y saber caminar por el camino que nos lleva a ti, con una buena guía y acompañado de la oración diaria ,tendremos la linterna buena para éste caminar hacía ti Señor. !Tú eres la luz verdadera que nos conduce al padre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *