Cerviz

14 de marzo
Jueves IV de cuaresma

Ex 32, 7-14 Dura cerviz

Y a pesar de la dulzura de tu mano extendida, que me bendice sin cesar desde que sale el sol hasta el ocaso, que aligera mi carga y hace suave y dulce el yugo que ciñe mi vida a lo real, a pesar de tu ternura que es bálsamo en mi fatiga, tengo dura la cerviz, me postro ante el novillo de metal, y adoro el becerro de oro, me cierro ante la carne del hermano que está solo y desamparado, no muero por paliar la injusticia tan manifiesta que infecta el mundo. Perdón, Señor, ten misericordia de mí.

03.14

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Cerviz”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *