Ceguera

4 de junio
Martes IX

Tobías 2, 9-14 Hasta que quedé completamente ciego

Por muchos ungüentos que me den sigo perdiendo más vista, hasta quedar completamente ciego. Como si dijeras: los sucedáneos no de posibilitarán que veas la gloria, solo empeorarán tu deseo, y cegarán aún más tus anhelos de mi. Como si me dijeras, Señor, queda completamente ciego para poder ver, muere en la oscuridad para comprender el resplandor de mi luz y la belleza de mi hermosura, en la que recibes vida abundante y verdadera. En mi ceguera, Señor, quiero ver, y no verte. Poseer, y no poseerte. Amar, y no amarte. Por eso voy perdiendo la vista, hasta quedar completamente ciego.

06.04

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Ceguera”

  1. En la más completa oscuridad me refugiaré en ti
    no reclamaré ni maldeciré
    me quedaré a la espera, silenciosa y quieta hasta que te vea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *