Cavaré y abonaré

27 de octubre
Sábado XXIX
Lc 13, 1-9 Yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto.

No desistir, de entrada. Dar una nueva oportunidad a la higuera, a la persona que nos desespera, a la que no valoramos lo suficiente porque, a nuestro ojos, no realiza su cometido como debería, o no logra los objetivos propuestos…dar una nueva oportunidad en la que yo mismo me comprometo cavando alrededor, abonando y esperando, confiadamente, a que de fruto. Y el fruto vendrá, porque las personas cuidadas lo dan. Aunque no sea el que yo espero.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Cavaré y abonaré”

  1. Al leer esta parábola, no sé, pero me he sentido higuera.
    Cada día quiero dejarme cuidar por el viñador, por Dios mismo: Él cava alrededor para que mi corazón tenga espacios para recibir el abono de su palabra.
    Luego solo queda el riego para después solo dar fruto. Y mientras agradezco al Señor su paciencia y sus cuidados para conmigo.
    Si me siento viñador, solo pido saber cavar alrededor de cada persona, echar el estiércol de mi ejemplo, de mi vida y luego esperar el fruto. Con este trabajo bien hecho y paciencia todos seremos higueras sanas y fértiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *