Cargar con la cruz

20 de febrero
Viernes VI
Mc 8, 34-9,1…que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz….
Dejas clara, Señor, la condición del discípulo, del que, enamorado de ti, convencido de que en ti haya la plenitud de su existencia, decide seguirte. Negarse a sí mismo, no alimentar el ego que todo lo reclama, dominar su cuerpo, sus apetencias, sus afectos. No dejarse encadenar por su propio yo mismo, sino abrazar la cruz que, paradójicamente, es liberadora. Solo podemos hacerlo con la ayuda de tu gracia.

0220

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Cargar con la cruz”

  1. El que quiera irse contigo, tiene que negarse a sí mismo, negar su egoísmo, su “yo”, cargar con su cruz, con la de cada día, con la que pesa, con la que hiere, y seguirte. Solo así se te puede seguir, Señor, porque ese es tu camino, el camino del abandono de uno mismo para preocuparse por los demás, el camino del olvido de nuestro dolor para llevar el de los demás.
    Hoy, Señor, mi oración me hace pedirte fuerza para cargar con la cruz, amor para abrazarla y abandono para llevarla detrás de ti, porque siguiendote, viendote caminar de cerca, podré llegar a donde tú quieres que llegue.

  2. Hoy tengo confianza en que a tu lado nunca me faltará lo que precise ¿ de que sirve acumular para mí si no tengo la alegría de dar? compartir con los demas lo que pones a mi alcance, sean bienes o capacidades es motivo de gozo. Señor aunque algunas renuncias se me hacen muy difíciles, ayudáme a seguir tu camino con mi cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *