Canto al Esposo

8 de julio
Sábado XIII

Mt 9, 14-17 ¿Es que pueden guardar luto los amigos del esposo, mientras el esposo está con ellos?

CUANDO tú me mandas que cante, mi corazón parece que va a romperse de orgullo. Te miro y me echo a llorar. Todo lo duro y agrio de mi vida se me derrite en no sé qué dulce melodía, y mi adoración tiende sus alas, alegre como un pájaro que va pasando la mar. Sé que tú te complaces en mi canto, que sólo vengo a ti como cantor. Y con el fleco del ala inmensamente abierta de mi canto, toco tus pies, que nunca pude creer que alcanzaría.

Y canto, y el canto me emborracha, y olvido quien soy, y te llamo amigo a ti que eres mi señor.

R.Tagore

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Canto al Esposo”

  1. Todo lo duro y agrio de mi vida se me derrite en no se que dulce melodía….olvido quien soy y te llamo amigo.Gracias Señor mío,porque antes de leer esta magnífica frase de Tagore,hoy me has hecho sentir esto en la oración.Alabado seas mi Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *