Caná

17 de enero
Domingo II semana

Jn 2, 1-11 No les queda vino

Me gusta ver a tu madre, Señor, atenta a las necesidades de los demás, preocupada por las carencias y por sus consecuencias, poniendo su confianza en ti para que todo llegue a buen fin. Me gusta ver a María que no teme resaltar lo negativo, lo que falta, lo que no está bien, para que pueda resolverse hacia el bien. Me admira María, por eso te pido me hagas cada día más como Ella.

01.17

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Caná”

  1. Ella, María, pendiente de todo y de todos, preocupada por todos y queriendo el bien para todos. Ella, María, se dirige a nosotros y nos dice: “Haced lo que él os diga”.
    Hoy, Señor, me quedo con esta frase, con esta orden de María, yo haré lo que tú me digas, lo que tú quieras que haga. Solo pido poder estar atenta a tu voz, a tu llamada… luego, todo saldrá bien, luego tú convertirás el agua de mi vida, en vino nuevo.

  2. María siempre atenta a las necesidades del hombre.

    No le importa la primera negativa de su Hijo; insiste ¡¡Haced lo que Él os diga!! Ella conoce el corazón de su Hijo y sabe que actuará.

    Hoy no puedo dejar de pensar en mis hermanos de Haití.
    Tú madre, tambien nos invita a actuar,a ser solidarios,a desprenderno de lo necesario y pensar en ellos que no tienen nada.Danos un corazón generoso Señor.
    Buen domingo. Josefa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *