Cabales

24 de enero
Sábado II

Mc 3, 20-12 Decían que no estaba en sus cabales

Tu propia familia juzgándote tan duramente, pues no parabas, y no tenías ni un momento para comer, y continuamente estabas dedicado a los demás,  entregando tu vida sin reserva: loco de atar. Eres  signo de contradicción. Haces que nadie quede indiferente ante tu actuar y el actuar de tantos discípulos tuyos: está loco. Bendita locura, Señor, que trae la salvación.

0124

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *