Buen Pastor II

18 de marzo
Lunes V de cuaresma

Salmo 22 En verdes praderas me hace recostar

Pastor, tú me despiertas del profundo sueño, de soñar que sueño separado de Ti Pastor que te hiciste cayado en este leño para apacentarme, para que nada me falte, para conducirme hacia fuentes tranquilas, para reparar mis fuerzas. Pastor que me cantas con la flauta del amor hermoso, ríndeme, por el honor de tu nombre, sosiégame de mi mismo. Tú vas conmigo, ¿por qué me temo? Espera pues, Pastor, y escucha mis cuidados, que son requiebros heridos y por Ti sanados.

03.18

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Buen Pastor II”

  1. ¡¡Qué amor más grandes me das Señor!! No solo conduces mí vidas, sino que en Ti poder descansar, saber que siempre encontraré la Guía, para poder continuar, pese a los escoyos del camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *