Bondad de Dios

10 de noviembre
Miércoles XXXII

Tito 3, 1-7 Cuando ha aparecido la bondad de Dios…

…nuestro Salvador, Hijo de Dios hecho hijo e María, por pura gracia suya, por su propia misericordia, estamos llamados a ser perdonados de nuestra insensatez y obstinación, a dejar de ser esclavos de nuestras pasiones y placeres de todo género, a olvidar nuestras envidas,  a dejar de fastidiar al prójimo, a no ser insoportables, a no odiarnos.

Esto se lo escribe, tal cual, Pablo a Tito. Y a nosotros.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Bondad de Dios”

  1. Tu palabra Señor me llegan muy hondo.
    Me pide que dé un cambio radical.
    Aún deseándolo, sé que te fallo.
    ¡Perdón y ayuda Señor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *