Bienaventuranzas

8 de junio
Lunes X

Mt 5, 1-12 Dichosos….

Es bueno, y saludable, recordar de vez en cuando las bienaventuranzas, para que no se me olvide, en medio de las paradojas de la vida, que tú me ofreces la paradoja máxima de la felicidad en la pobreza de espíritu, en la pureza de corazón, en el llanto que será consolado…Tú, Señor, que sacias con tu misericordia y siempre abres la realidad a la felicidad de tu don. Gracias.

0608

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Bienaventuranzas”

  1. Dichosos los pobres, los que lloran, los que tienen misericordia, los que quieren justicia. Dichosos….
    Y tú, Señor, nos llamas dichosos a los que padecen persecución, a los que lloran, a los que trabajan por la paz, porque quieres que mirándote a ti podamos encontrar la dicha de tu amor cuando más lo necesitamos.
    Leo y releo las bienaventuranzas y me veo en ellas, y escucho tu voz que me dice DICHOSO, y siento tu misericordia, y sonrio, y me lleno de ti, y dejo de llorar y sigo trabajando… Gracias Señor por ser tan dichosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *