Beso al leproso

16 de marzo
Lunes III cuaresma
2 Re 5, 1-5 Era un hombre muy valiente, pero estaba enfermo de lepra

De nuevo me obsequias hoy, Señor, con la figura del poverello de Asis. Su beso al leproso siempre me he conmovido, y ha hecho que en mí surja el deseo de darme sin reservas, sin miedos, sin ninguna clase de prejuicio, al rechazado de nuestra sociedad, al que no tiene dignidad de ser humano, siéndolo. Por amor a Ti. Ayúdame tú, Señor, pues yo nada puedo.

0316

40 días con los cuarenta últimos: Angola

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *