Beneficio

2 de septiembre
Domingo XXII

Santiago 1, 17-18.21-22.27 Todo beneficio viene de arriba

Que todo mi ser te bendiga, señor, y que no olvide tus beneficios: los beneficios que me lo parecen, los que no entiendo, los que no soy consciente de ellos. Que te bendiga por todo, porque todo procede de ti, todo es bien, todo es presencia y gracia. Vivir es el encuentro con tu mano, que sacia de favores a todo viviente. Abandonarme confiadamente en ti, Señor, fuente que mana y corre.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Beneficio”

  1. Darte gracias contante por tus beneficios Señor. Ellos me inundan de gozo, me ayudan a seguir adelante en mi vida junto a Ti. Haciendo lo que me pides con mis hermanos.
    ¡¡Gracias Nano, por la meditación!!

  2. Espera desnuda en el Señor, confía y entrégate a su misericordia porque sólo en Él los campos se tiñen de colores y danzas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *