Bendito

24 de diciembre
Misa matutina

Lc 1, 67-79 Bendito sea el Señor

Bendito seas, Señor, porque vienes y al mismo tiempo estás, porque eres la fuente de la vida, el origen de todo lo creado, la plenitud a la que nos llamas, la carne de nuestra carne, el beso de nuestro amor. En tu abrazo entrañable se funde la humanidad. Bendito seas, Señor. Cantaré eternamente tus misericordias, Señor, anunciaré tu fidelidad por todas la edades.

12.24

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Bendito”

  1. ¿Cómo haré para acogerte? ¿querrás quedarte? ¿sabré recibirte?
    ¿cómo preparar algo para el dueño de todo?
    ¿cómo esperar del que todo espera?
    Silencio
    todo un Dios nace
    no lleva nada, no dice nada, no pregunta nada
    Solo te mira y sonríe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *