Bendice

28 de febrero
Viernes VII

Salmo 102 Bendice alma mía al Señor

Al rezar este salmo, pausadamente, siempre encuentro el manantial de tus consuelos y me aquietas con tu paz, como un niño en brazos de su padre. Bendice alma mía al Señor, y todo mi ser a su santo nombre. Bendice alma mía al Señor, y no olvides sus beneficios. El perdona todas tus culpas, y cura todas tus enfermedades, el rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura. El Señor es compasivo y misericordioso.

02.28

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Bendice”

  1. ¡Toda mi vida te bendeciré!
    No deseo olvidar jamás tú gran Amor hacia mí.
    Sé que me esperas y me perdonas siempre, mi deseo es no ofenderte.
    ¡¡Gracias Señor, por tu gran misericordia y amor!!

  2. Bendice mi alma al Señor, mi alma no olvida sus beneficios. En el Señor descansa mi alma, en el Señor busca consuelo. El Señor rescata mi alma de la fosa y la llena de gracia y de ternura.
    Hoy, el rezo de este Salmo me llena de consuelo y de paz. Hoy lo necesitaba. Hoy bendice mi alma al Señor. Hoy está muy cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *