Bartimeo

25 de octubre
Domingo XXX
Mc 10, 46-52 El ciego Bartimeo…

Tantas veces, Señor, estoy ante ti como el ciego Bartimeo, al borde del camino, sin caminar por el sendero de la vida, sin participar del flujo de bien que pasa por delante de mí, sin ver. A veces, incluso, ni capaz soy de pedir limosna, creyendo que todo lo poseo.  Pero se que pasas tú y desde lo más dentro comienzo a gritar: “Señor Jesús, ten compasión de mi”

 10.25

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Bartimeo”

  1. Señor, cuántas veces estoy al margen de la vida, sin ver, sin verte presente… Y tú, que pasas al lado, despiertas dentro de mí la necesidad, el deseo de ver y me pones en el corazón el grito para pedirte ayuda. Que yo lo escuche siempre y sepa pedirte tu luz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *