Babel

16 de febrero
Viernes VI

Gn 11, 1-9 Que uno no entienda la lengua del prójimo

Es castigo y maldición, no entenderse con el prójimo. Es quedar encerrado en los márgenes de nuestro egoísmo, de nuestra incomunicación, de nuestro mundo reducido. Incapacitado para el diálogo, para el encuentro, para la acogida, para el intercambio, para la donación.

Así estamos muchas veces, arrastrando el mal de Babel, sin entender la lengua del prójimo que llega hasta mí y me quiere comunicar una palabra de vida.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *