facebook twiter

Awake

29 de noviembre
Sábado XXXIV

Lc 21, 34-36 Estad siempre despiertos

Despiértame hasta que aprenda a amanecer, Dios mío, en la gran luz de tu misericordia. Despiértame del sueño de vivir separado de ti. Despiértame del cerrarme a mi propia carne en la carne del pobre. Despiértame de mi ego rancio y ebrio de mi. Despiértame en tu fuego en tu mar en tu cielo nuevo en tu tierra nueva. Despiértame de mi muerte por la fuerza de tu resurrección.

11.29

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 29 Noviembre 2014 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2670 visitante(s)

No hay comentarios »

Todavía no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .