Autolesión

29 de enero
Lunes IV

Mc 5, 1-20 Gritando e hiriéndose con piedras

Pongo en tus manos, Señor, a todas las personas que se autolesionan, que hacen daño a su cuerpo, que gritan porque no soportan su existencia, personas que entran en la senda de la culpabilización, de la punición, de la destrucción, personas carentes de afectos, de horizontes, personas profundamente heridas en lo más hondo de su ser…que en su desesperación encuentren una mano amiga, y la cercanía de tu misericordia que libera.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *