Apremiado

15 de junio
Sábado X

II Cor 5, 14-21 Nos apremia el amor de Cristo

Soy criatura nueva en el seno de tu amor, que me empuja, me recrea, me lleva a proclamar tu misericordia. Me llamas por tu gracia, me unes a tu sal y tu luz, soy cangilón de tus ánimos y de tu presencia en medio de nuestro mundo, que se llena de tu gracia recién amanecida. Me das la vida, me haces ofrenda de reconciliación, frágil vasija de barro que contiene el aceite sagrado con el que unges el universo. En el misterio, tu gracia.

06.15

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Apremiado”

  1. Has hecho un cielo para mí
    que soy brizna pasajera
    y un mar donde mirarme
    a pesar de que pronto me llevará el tiempo

    Cada día renuevas el escenario
    sin importarte si lo veo o no lo veo
    y cada mañana pones un nuevo empeño
    en que vea como tu mano dibuja el universo

    Si nada veo nada te importa
    y aunque nada entiendo
    todo lo muestras
    porque solo tú cuentas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *