Apocalipsis V

19 de noviembre
Viernes XXXIII

Ap 10, 8-11 Cogí el librito y me lo comí

Habías asegurado que al paladar sería dulce como la miel, que el estómago ardería.  Rumio tu palabra, la digiero, y me escuecen las entrañas porque me llamas a proclamar tu verdad. Así es tu palabra, Señor, que cae como la lluvia y fecunda mi tierra. Y hace que me abra para que germine la semilla. Y al abrirme me rompo, me duele. Porque me llamas a proclamar tu verdad.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Apocalipsis V”

  1. Señor,tu Palabra es dulce como la miel,pero también hay momentos que escuecenn las entrañas cuando quiero seguirte con el corazón y mis miseria me incita a no hacer lo que debo.
    Hay momentos Señor que andar tus caminos,seguir tus pasos es facil.Pero también hay momentos en los que seguirte es dificil y costoso,Pero es en estos momentos cuando más cerca quiero tenerte,porque es cuando yo soy más debil y tu fuerza es la que me sostiene.

  2. Yo siento tu Palabra viva,actual, necesaria como guía de mi peregrinar.
    También, es un reto a vivir en coherencia, a no pasar por alto lo fundamental.
    Para mi es, aunque duela, saber que tengo que corregir el camino, las acciones y la escucha. Tengo los medios,para saber que es lo fundamental, Tú me lo vas transmitiendo a diario.Es tan grande el Amor que me tienes, que continuamente me hablas a través de Ella.¡¡Gracias Selor!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *