Amor III

25 de octubre
Martes XXX

Rm 8, 18-25 Gemimos en nuestro interior

Gimo en lo más profundo de mi ser, Señor, porque te espero y no ten tengo, porque te tengo y te anhelo, porque te anhelo y no descanso hasta que la espera se consume en la unión del amor. Mientras tanto me regalas las primicias del espíritu que, en medio de los gemidos, me hacen exclamar: ¡Abba!, padre, con amor.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Amor III”

  1. ¡¡Gracias Nano, por interpelarme con la meditación de la Palabra!!
    El deseo de Dios lo tengo grabado en mi corazón, Él me da sentido a todo,bueno y malo.
    Pienso en el día del encuentro definitivo, con gozo, por fin veré cara a cara a mi Padre Dios.

  2. Me miras y en tu presencia descanso, te vuelves y tu presencia anhelo ¿qué es mi vida sin ti, abba? un vacío doloroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *