Amado y elegido

19 de julio
Sábado XV

Mt 12, 14-21 Sobre él he puesto mi Espíritu

Contemplarte en silencio, Señor. Empaparme del Espíritu de Dios, que reside en ti. Desear que tu espíritu me mueva y me haga, en ti, de nuevo. Mirarte a ti, el siervo, el elegido, el  amado, el predilecto. Anunciar contigo el derecho y la justicia. No porfiar, no gritar, no vocear por las calles. Anunciar tu evangelio, sin quebrar la caña cascada, ni apagar el pábilo vacilante. Como tú, en ti, gracias a ti.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Amado y elegido”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *