Amad a los enemigos

27 de febrero
Sábado I cuaresma

Mt 5, 43-48 Amad a vuestros enemigos y rezad por los que os odian

¡Qué difícil! Aparentemente imposible. Solo el hombre que es lo que ser, ser tuyo, creado a tu imagen y semejanza, puede lograrlo. Tú nos diste un ejemplo, para que sigamos tus huellas. Tantos mártires, testigos tuyos, murieron perdonando a sus verdugos. En la actualidad tenemos el ejemplo de Nelson Mandela, tan real, de perdón sin condiciones. Dame un corazón reconciliado con los que creo me han hecho mal, Señor.

 02.27

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Amad a los enemigos”

  1. Ciertamente que es difícil amar al enemigo. Jesús en la cruz nos dio ejemplo de perdón¡¡ Perdonalos Padre porque no saben lo que hacen.!! ufuu. Es el Hijo de Dios.

    Yo no quiero anidar en mi corazón odio ni rencor a nadie, pero hay veces Señor que me cuesta demasiado pasar por alto las injusticias, te pido me ayudes a superarlo.

    Gracias Luis.

    Un saludo. Josefa

  2. El “Perdonalos Padre” de Cristo en la cruz, es para mi la prueba más grande de AMOR de Cristo por todos nosotros. En el plano personal últimamente he tenido que sufrir una serie de acontecimientos provocados por ciertas personas,”amigas” que me han descolocado en lo que a la amistad se refiere, pero que gracias a que creo en la infinita MISERICORDIA de nustro Padre, han hecho que a pesar de mis rencores iniciales hacia estos, haya ido suavizando mi postura y en mi comunión le pido a Nuestro Señor por todos estos y que al final nos de un poco de cordura a todos. No hay peor cosa que “odiar” ya que la vida se te vuelve entonces un continuo desasosiego y la paz de espíritu que uno busca en el discurrir diario, se hace imposible.

    Perdonanos Padre porque en muchas ocasiones si sabemos lo que hacemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *