Alimento

23 de noviembre
Viernes XXXIII

Ap 10, 8-11 Cogí el libro y me lo comí

Nutrirme de tu ser, alimentarme con tu palabra, dejar que se haga en mí, que me haga para ti. Abrir mis ojos a la lectura de tu Palabra, mis oídos a la escucha de tu Palabra, acercarme a la puerta en la que me estás ofreciendo las maravillas de tu amor con nosotros, la narración de tu salvación en la historia, que es mi historia de salvación. Calle mi carne ante ti, Señor, y sea mi carne canto de alabanza para tu gloria.


Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Alimento”

  1. Dios me pide que me nutra de su Palabra.
    Que viva de Ella, que la trasmita con mi vida a los demás.
    Ella, es el verdadero alimento de nuestras almas.

  2. Hacerme como una niña.
    Embeberme en el libro de la vida.
    Masticar tu reino.
    Embriagarme de tu sabor y de tu amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *