Aliento

24 de noviembre
Sábado XXXIII

Ap 11, 4-12 Un aliento de vida entró en ellos

Soy ser porque tú me alientas, Señor, y me das la vida con tu Espíritu de vida. De mis muertes me sacas con tu aliento. Tu aliento me llama a ser vivo en el don de tu ser para mí. Tu aliento me alienta, me renueva, me reconstituye. ¿A dónde iré dejo de tu aliento? ¿Por qué soy tan torpe para entenderme en ti, y recocer el soplo de tu creación, la brisa de tu amor?

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Aliento”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *