Alégrate

21 de diciembre
IV domingo de adviento

Lc 1, 26-38 Alégrate, María, llena de gracia, el Señor está contigo

Alégrate ayer, hoy y mañana. Alégrate cada día, cuanto amaneces y te visito como el sol que nace de lo alto, cuando anochece y mi luz brilla en tus tinieblas, mientras duermes, pues estás como un niño mis brazos, arrullado por las estrellas de la promesa. Alégrate pues estoy contigo, conozco tus entradas y salidas, soy la puerta de tu redil, el pesebre donde paces, la vid de tu mosto. Alégrate, que estoy contigo por toda la eternidad, dándote la plenitud del ser en mi gozo y alegría.

12.21

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Alégrate”

  1. Dios envió al ángel Gabriel para que una virgen, llamada María, prometida de un hombre descendiente de David llamado José, conociera sus divinos designios.

    Y Dios esperó a que María accediera a ser la Madre de su Hijo.

    En ese instante, sin tardanza, tú María, Dulce Madre de Dios y Madre de todos los seres humanos, hiciste entrega de ti misma, de tu vida y de tu futuro contestando al ángel: “Aquí está la esclava del Señor. Hágase en mí según tu palabra”.

  2. El llamado a estar alegres nos lo transmite María. Ella, la llena de gracias nos dará a nuestro Salvador. Sigo expectante viviendo tan maravilloso acontecimiento, el cual cambia al mundo entero, pero sobre todo deseo me llegue a mí..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *