facebook twiter

Alba y ocaso

13 de octubre
Lunes XXVIII

Salmo 112 De la salida del sol hasta el ocaso, alabado sea el nombre del Señor

Tu luz vence la oscuridad de la noche. Una primera noticia de tu luz, siempre imperceptible, en medio de la noche. Eres luz en la tiniebla. Poco a poco vas transformando el cielo, y el horizonte, cada día diferentes, rojos, carmesís, tornasoles, amarillos, blancos, con nubes, sin nubes, jugando con el universo la sinfonía de tu belleza. Siempre en el silencio del desertar. Nos visitas tú, sol que naces de lo alto, para iluminar a los que vivimos en tinieblas y en sombras d muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.

10.13

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 13 Octubre 2014 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 1996 visitante(s)
« Pilar   Libertad »

1 comentario »

  1. Comment by beatriz, enviado el 13 Octubre 2014 a las 21:30

    Si tus lágrimas son las mías, dame fuerzas para arrastrar sombras de muerte

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .