Alarido sin fin

20 de marzo
viernes IV de cuaresma

Sabiduría 2, 1.12-22 Así discurren, y se engañan, porque los ciega su maldad

Hazme grito desgarrador en medio de la tiniebla, de la iniquidad del mundo. Hazme lamento audaz, alarido mudo, torrente de voz que descuaja el universo y su maldad. ¿Cómo vivir separado de tu voz, de tu palabra, de tu aliento vivo?

03.20

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *