Agradecido

14 de noviembre
Miércoles XXXII
Lc 17, 11-19 Se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias

Diez son los leprosos curados por Jesús.. Solo uno se vuelve alabando a Dios, se reconoce hecho de tierra, pobre, y da gracias. Si esto sucede con el maestro y el Señor, ¿por qué me quejo cuando nadie me muestra su agradecimiento por algo que he hecho en su beneficio?¿Por qué a veces me lamento, y se me queda una costra de resquemos en el corazón? Y yo, ¿cómo agradezco a Dios todo el bien que me ha hecho? ¿Cómo doy gracias cada día a los que hacen tanto, o algo pequeño, que siempre es grande, por mí?

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Agradecido”

  1. Nano: Hoy son muchas las preguntas que nos hacemos leyendo tu comentario. Es día de pensar y de examinarnos mientras hacemos oración.
    Cada mañana lo primero que hago es dar gracias a Dios por todo lo que tengo, todo me viene de Él, pero ahora me pregunto que si es esa la manera de agradecerselo. Creo que hay que salir a la calle y dar todo lo que tenemos, y que hemos recibido de Dios, a los demás.
    También me gusta dar las gracias a todos los que hacen algo por mí, aunque lo que hagan sea su trabajo, y procuro acompañar las palabras con sonrisas y con mis manos tendidas. ¿Lo estoy haciéndo bien?, ¿Quiere Dios algo más de mí, hacia Él o hacia los demás?. Repito lo de antes, ahora es el momento de pararse a pensar y orar.

  2. Amigos, me ha llamado en particular la atención lo de estos leprosos, la fe que tenían pues sin estar curados emprendían el camino, como si lo estuvieran, creían en verdad que iban a ser curados, es una lección de fe, para nosotros.
    El que se volvió a dar gracias, tuvo más ganancia, no solo se curo de la lepra sino quedo en camino de salvación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *