Adviento XVI

15 de diciembre
Jueves III de adviento

Is 54, 1-10 Ensancha el espacio de tu tienda

En el aprieto me das anchura, Señor, porque has ensanchado el espacio de mi tienda, me haces grande en mi pequeñez y fuerte en mi debilidad, haces fecunda mi esterilidad, transformas mis desiertos en oasis de tu gracia. Llegas, señor, y me llenas y me sacias, me transformas y me salvas. Tu venida me hace capaz de Ti, de Dios, y me maravillo. Ensanchas el espacio de mi tienda, y me habitas en la inmensidad. Gracias.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Adviento XVI”

  1. Los montes se correrán,
    las colinas se moverán,
    más mi amor de tu lado no se apartará,
    como no se aparta el resplandor de mi presencia de los ojos que me buscan,
    ni mi alianza de paz se moverá,
    como permanece el resplandor de la luna en la nocturnidad de la noche,
    dice el Señor que te quiere.

  2. Señor, tu mensaje me llena de esperanza, de fuerzas, para no quedarme encerrada en mi yo.
    Sabes mis avatares y me animas a confiar, me dice que no los tienes en cuenta.
    Yo me postro ante tu presencia, te doy gracias con todo mi corazón, bendiciendo tu Santo Nombre.

  3. Ensancha el espacio de tu tienda, despliega sin miedo tus lonas y alarga tus cuerdas porque vengo a habitarte. No tiembles, no llores, no sufras. Soy yo, tu Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *