Adviento VII

4 de diciembre
Sábado I de adviento

Is 30, 19-21.23-26 Apenas te oiga, te responderá

No tendrás que llorar, porque se apiadará a la voz de tu gemido. Esto dice tu Palabra, Señor. ¿Por qué, entonces, tantas personas viven sin esperanza, convencidas de tu silencio, de tu indiferencia, cuando no de tu inexistencia? ¿Por qué, si no te escondes ahora, hay tantos ojos incapaces de ver tu rostro? Preguntas que pongo en tus manos, Señor. Hazme niño para responderlas.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Adviento VII”

  1. ¡¡Señor, sé que al que te invocas lo escuchas11
    El por qué de tanta desesperanza, puedo ser hasta responsable yo, por no haber mostrado tu Amor a mis hermanos. También el hombre intenta vivir sin ti, se cree superior, de ahí tantas miserias injusticias.
    Para ver tu rostro Señor, tenemos que lavar nuestros ojos, llenos de materialismo,egoísmo y hacerlos más humanos,para demostrar a todos Tú presencia en medio de nosotros.
    Sé Señor que si te invoco me respondes, te siento muy dentro de mi corazón, me das fuerza y vida. !! Gracias mi buen Dios, por tu Amor!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *