Adviento VII

7 de diciembre
Sábado I de adviento

Is 30, 19-21.23-24 Se apiadará a la voz de tu gemido

Exponle al Señor tus afanes y él te dará todo lo que pida tu corazón. El Señor te dará lluvia para la semilla que siembras en el campo, y el grano de la cosecha del campo será rico y sustancioso. Tus ganados pastarán en anchas praderas. En toda la tierra habrá ríos y cauces de agua, que brota con tu bendición.

12.07

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Adviento VII”

  1. Contar con la protección de Dios, es una gracias.
    Abrirle tu corazón, es una necesidad, sabiendo que Él, nunca te deja solo en tus abatimientos.

  2. Escuchar estos días a Isaías nos acerca a tu llegada, Señor, ya estás más cerca, ya llegas, pequeño como un niño y grande en esperanza, amor y salvación. Hoy la frase de Isaías me invita a esperar tranquila, sin miedos, sintiendome privilegiada de saber esperar y saber a quien espero…. Necesito lluvia para mi semilla, hoy sé que pronto lloverá.
    “Apenas te oiga, te responderá, no tendrás que llorar porque se apiadará a la voz de tu gemido”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *