Adviento V

2 de diciembre
Jueves I de adviento

Is 26, 1-6 Su ánimo está firme y mantiene la paz, porque confía en ti

La paz y el ánimo que a veces tengo proceden de ti, es tan evidente, de la confianza que tú pones en mí, para que confíe. Algo surge desde lo más profundo, con una fuerza alentadora, como si todo el ser encajara desde ti, como si una confianza primordial lo abarcara todo, y renovara el ánimo, y lo envolviera de paz, cuando me abro a ti. Llega el adviento. Hazme niño.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Adviento V”

  1. Mira por donde Señor, me tiras de las orejas, mi ánimo se tambalea un poco.
    No me gusta perder la Paz que tú me das, pero soy débil, y en ocasiones me vengo abajo.
    Señor, tú sabes todo, nos conoces mejor que yo, ayúdame a seguir en la lucha cotidiana y serte fiel.

  2. Confiar en ti, Señor, confiar es para mi la única manera de tener paz y ánimo en mi vida. Abandonarme en tus brazos es lo único que me ayuda a afrontar los problemas de cada día.
    El Adviento será para mí una oportunidad de llenarme de paz mientras espero tu venida. Ayudame a confiar, ayudame a tener paz y ánimo. Ayudame a esperar.
    María Reina de la esperanza, ruega por nosotros.

  3. Señor
    Ayudame a tener la predisposicion para poder acercarme a ti y encontrar la paz necesaria para prepararme a la Navidad y lo que Dios quiera.
    Sobre todo saber pedir ayuda y aprovecharla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *