Adviento V

2 de diciembre
Viernes I de adviento

Is 29, 17-24 Pronto, muy pronto

Pronto, muy pronto, los oprimidos volverán a alegrarse, los más pobres gozarán con el santo. Pon estas palabras en mi boca y en mi corazón para que las proclame entre los que viven desesperanzados por la crisis económica. Haz que estas palabras comprometan mi vida en el trabajo de la justicia y la paz, en la búsqueda de un mundo nuevo, con una economía responsable y sostenible. Dame, Señor, tu sensibilidad ante quien sufre nuestra falta de solidaridad. Transfórmanos.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *