Adviento IV

4 de diciembre
Miércoles I de adviento

Is 25, 6-10 Arrancará

Arranca, Señor, el paño que cubre mis ojos, arranca, Señor, los velos de mi ceguera, arranca Señor, mi corazón de piedra, aniquila mis muertes con tu vida. Hazme arrullar como una paloma, pues escucho la melodía de tu amor en celo, hazme brincar como un cervatillo, pues olisqueo tu venida lleno de gloria y majestad en la carne pobre y perdida de la humanidad.

12.04

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *