Adviento III

3 de diciembre
Martes I de adviento

Is 11, 1-10 Brotará un renuevo

Y así es, Señor, en medio del invierno tu Iglesia brota renovada en medio de nuestra humanidad, y se muestra como madre llena prudencia, de sabiduría, dando su consejo y su valentía, manifestándose llena de tu amor, juzgando a los pobres con justicia, con rectitud a los desamparados, rica en misericordia. Y todos contemplan admirados, pasmados y enternecidos el obrar de tu espíritu, que nos sigue desconcertando.

12.03

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Adviento III”

  1. Todo es tuyo y solo tú me conoces

    Conoces mis movimientos y mis silencios
    mis noches de fuego y mis días de niebla
    mis guerras, mis treguas, mis olvidos

    Me conoces porque soy tu hija
    Te conozco porque eres mi padre

  2. Todo es tuyo y solo tú me conoces

    Conoces mis movimientos y mis silencios
    mis noches de fuego y mis días de niebla
    mis guerras, mis treguas, mis olvidos

    Conozco tu alegría, tu paz y tu furia
    tu espera y tu paciencia
    tu música callada, tu voz enamorada

    Me conoces porque soy tu hija
    Te conozco porque eres mi padre

  3. Expectante, llena de alegría, ante esa maravillosa venida, que siempre es actual, se hace vida en nosotros. ¡¡Gracias Señor Jesús, por tu humanidad divina!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *