Adorar

14 de noviembre
Miércoles XXXII

Lc 17, 11-19 Se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole las gracias.

Como el leproso que ha quedado limpio de su lepra, postrarme y agradecerte; postrarme y adorarte; postrarme y reconocerte Señor y Salvador; postrarme y amarte; postrarme y desaparecer en la postración para no ser simplemente alabanza de tu gloria, como el pájaro que canta y eleva su canto hacia ti. Fundido en la tierra, a tus pies.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Adorar”

  1. Toma mi vida, mi tiempo, mi aliento
    guíame por caminos rectos
    y dame constancia en los días oscuros

    No permitas que cuestione tus senderos
    enséñame a perdonar sin medida
    y concédeme sabiduría para reconocerte

    Amén

  2. ¡¡Señor, cuántas veces as limpiado mi alma!!
    Quiero agradecerte ese acogimiento, ese perdón.
    Dame la gracia de reconocer siempre mi pecado,
    y ponerme en tus pies con toda la humildad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *